Romanos 1:20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

Estimados hermanos les compartimos este mensaje:

ENLACE A NUESTRO SITIO "ELREGRESA.NET:

http://elregresa.net/

domingo, 13 de marzo de 2011

Tengo Palabra hija,Hna.Luisa

  
Marzo 10, 2011

Tengo Palabra hija, habla porque mis hijos hablan por mi boca, Yo pongo mis palabras en sus labios para testimonio a las naciones.
Luz del mundo vino, la luz alumbro y luego se fue, pero Uds. hoy son los luminares herencia santa de salvación, ustedes mis hijos los que temen mi nombre, los que caminan en el mundo alumbrando por la luz de Cristo el Dios que  a ustedes vino, quien siempre estuvo entre ustedes, gócense hijos porque su Dios siempre los amo, siempre quiso su bien y camino con ustedes.
Ya se apaga mi voz, ya no queda más que decir, lo he dicho, ha sido entregado y puesto en sus corazones, echado en tierra y dado fruto, muchos recogen  y segaran, otros no saben que han recibido semilla, se ríen e ignoran, aman más el fruto del mundo, fruto podrido y descompuesto, fruto que será echado a las llamas porque no sirve ya ni para el recuerdo.
Levántense hijos, luminares en esta oscuridad, no escondas el don en ti; no escondas la voz que en ti se oye, y la visión que te lleva a seguir, sigue con voz alta proclamando la libertad que mi amor da, proclamando el Dios que juzga la justicia y la maldad.

Apártense pecadores de mi camino y de mis hijos, no los envuelvan en sus mentiras y desilusiones, ellos tienen su pastor, ellos son escogidos para brillar, para salvar su vidas, para reinar en felicidad junto a mí en mi reino. Ellos mis hijos, los que  a mi vienen no los echo fuera; Yo escucho su clamor, Yo atiendo sus causas, Yo levanto bandera ante sus enemigos, Yo alimento sus prados, Yo sano sus heridas, no teman ni desmayen; hijos no vean solo el gigante enfrente tuyo, mira la mano de tu Dios sobre el mal que te aflige porque mi mano raerá la piedra que les es tropiezo. Levántense hijos en victoria, su Dios llama y viene, el que me escucha atento estar porque mi voz a ti ya viene, ya escucharas mi llamado, no te dejes influenciar por lo otro que escuchas, la voz en mi contra, la voz que les dice no están solos, pero son tan desgraciados aquellos porque no tienen quien los ame y ampare como Yo Jehová tu Dios.
Yo educo a mi pueblo, Yo los saco de las tinieblas, y los pongo bien en alto; Yo lucho por ellos, ellos en mi esperan mi pueblo santo! mis hijos de mi salvación, la salvación que aceptaste un día, y hoy está registrada para tu bien, para que te goces y aprendas que es bueno confiar en Jehová!
Levántate iglesia y lucha tu última batalla, la victoria es tuya, tu lanza esta en tu mano úsala para destruir la falsedad que te amenaza, tu arco es fugaz no hay barrera que se interponga, pon la mira en tu Cristo y serás victorioso.
El yelmo de tu salvación te acompaña y te da honra, úsala porque es tu protección, ella cuida tu cabeza de ir tras las mentes que cubren cualquier mentira y cualquier pensamiento vano.
Camina hijo(a)  por mí, vive por mí y espera en mí; ya sabes que vengo, ya sabes que estoy en los cielos y solo espero el ultimo que será salvo en mi gracia.
Cuenta los días, cuenta el tiempo porque se ha acortado en gran manera el día de tu redención, su lucha terminara muy pronto, sientan ya la victoria y alza tu rostro en paz y esperanza porque tu Dios a ti viene, a salvarte, salvarte de la impiedad por la cual será juzgado el mundo, por la maldad de sus corazones endurecidos que han rechazado a su Salvador, a su Creador, El que los amo desde el principio ha sido burlado por la condena de sus labios, y ellos han decretado sentencia sobre sus cabezas, pero tú, en tu salvación has sido encontrado digno porque buscaste mi mano y mi Palabra y allí estaba la vida eterna, por ello eres hoy a punto de ser rescatado y sabrán , y tú te gozaras que !Jehová de los ejércitos siempre cumplió su palabra!.

Hijos míos de mi mano recibirán su ayuda, en mi esperen un poco tiempo, ya no más esperas largas ni un día en que se haga juicio tan lejano...
La hora es y mis escogidos ya verán el rostro de su Dios.
Para gozo suyo y para gloria mía.
Benditos míos guárdense y apártense del mal nada hay para ustedes en él.
Su Dios habla, para sus hijos, para testimonio y se haga su Palabra obediencia porque así su Dios Jehová se place en amarlos.

En Cristo Luisa.              

1 comentario:

  1. Que hermoso mensaje, me quedo sin palabras. Estemos alertas en santidad, NUESTRO AMADO YA VIENE A RESCATARNOS DE ESTE MUNDO! NO DEJEMOS DE PREDICAR SU VERDAD!

    ResponderEliminar