Romanos 1:20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

Estimados hermanos les compartimos este mensaje:

ENLACE A NUESTRO SITIO "ELREGRESA.NET:

http://elregresa.net/

sábado, 23 de octubre de 2010

VALIOSA INFORMACION Y TESTIMONIO DE NUESTRO ESTIMADO HNO.ROBERTO P.

Agradecemos el testimonio de el hermano  Roberto ,damos gracias por su vida y tomamos su llamado a orar por Chile y las naciones ,Dios les bendiga!!


Estimados Hermanos de El Regresa:


No se si uds serán de Chile o no, pero agradezco a Dios por tener un espacio donde han recopilado y mostrado los mensajes que Dios ha mostrado a sus hijos de lo que acontecerá a nuestro país. Les comento que siempre he analizado toda la información que llega en mis manos en oración, y decirles que el Señor no solo ha mostrando a distintas iglesias lo que se avecina sino que además se ha preocupado de hacer hablar a las piedras para que hasta los mas incrédulos tomen conciencia, por ejemplo indicarles que en el mes de mayo se realizaron presentaciones científicas verdaderamente preocupantes donde una científica alemana indicó que la energía acumulada en el norte de Chile es tan grande que para liberar tal energía se necesita un terremoto de magnitud 9 ó cinco terremotos de magnitud 8.4.
Más información:

Prensa

Ciencia calcula que norte chileno está a un año de cerrar mega ciclo sísmico

Publicado el 21 de mayo de 2010
|
Matemáticas de expertos internacionales localizan el gran terremoto ausente entre 1967 y 2011. Los sismólogos no adornan el tema con eufemismos e insisten que las comunidades deben prepararse.
Por César Rozas T.
“El norte de Chile ahora está al final de un ciclo; debemos estar preparados para un gran terremoto”, advierte la geógrafa alemana, doctora Silke Eggert, quien realiza un cálculo simple y sin eufemismos: La zona de ruptura sísmica ubicada entre Arica y Antofagasta, despierta con violencia cada 112 años, más menos 22. Si el último gran terremoto que golpeó a esta parte del globo ocurrió en mayo 1877, el próximo debería suceder entre 1967 y 2011.
Eggert, científica del Centro de Investigación Alemán para las Geociencias, dio a conocer esta postura en la charla “Actividad sismológica en el norte de Chile, proyección y elementos de respuesta”, que fue transmitida vía video conferencia desde Viña del Mar, por la Universidad de Tarapacá y el American Corner de la Embajada de Estados Unidos.
En su exposición indicó que la energía acumulada en el límite norte podría liberarse en la forma de un solo gran terremoto o en varios sismos más pequeños, lo cual no ha podido ser predicho por la ciencia. Este punto fue posteriormente aclarado por su colega expositor, el doctor del Laboratorio Sismológico del Instituto de Tecnología de California, Mark Simons, quien manifestó que “ella (Eggert) dijo más pequeño, no pequeño”, precisando que el norte de Chile podría ser azotado por un gran terremoto de magnitud 9 o cinco terremotos de magnitud 8.4, “por lo tanto, en ninguno de ellos estamos hablando de uno pequeño”.
La doctora alemana, quien también trabaja en el Integrated Plate Boundary Observatory Chile (IPOC), una red europea y sudamericana que monitorea de cerca el comportamiento de las placas en esta zona (ver recuadro), dijo que entre 1997 y 2009 detectaron en el sector de Los Andes del norte de Chile los terremotos más profundos y menos violentos, un fenómeno completamente contrario al que ocurre en la parte costera, donde definitivamente nacen los terremotos más superficiales y violentos a la vez, superiores a magnitud 7.5.
Preocupada principalmente de la mecánica de subducción de las placas (fenómeno mediante el cual la placa de Nasca subducta o ejerce presión elástica bajo la del continente), dijo que en este proceso que afecta a la costa no tienen incidencia solamente los terremotos, sino “todo el sistema geofísico”, lo que incluye a fluidos magmáticos y fallas geológicas.
El tema central de la presentación de la científica europea fue “El terremoto de Tocopilla 2007 ¿Cuál es la lección para la laguna sísmica en el norte de Chile?”, el que concluyó señalando que este movimiento magnitud 7.7 “no ha afectado en nada de la brecha del hueco sísmico en el norte”, con lo que despejó las sospechas de posibles energías liberadas.
“Hay que estar preparados para un gran terremoto que en algún momento va a venir; construir edificios sismo-resistentes; entender cómo usar estos resultados para la planificación urbana; comprender las vías de evacuación; seguramente hay muchas más medidas que podemos tomar para estar preparados; no podemos evitar el gran terremoto, pero podemos estar más preparados”, dijo Silke Eggert.
Expectativas
El doctor Mark Simons no fue menos elocuente en su exposición titulada “Escuchando a la Tierra antes, durante y después de los terremotos de gran magnitud”. El especialista en geodinámica teorética y observacional, interferometría, análisis de campos gravitacionales y modelamiento complejo de materiales, dijo -luego de presentar una lista con los seis terremotos más violentos de los últimos años en el mundo, entre ellos el de Valdivia de 1960 y el del 27 de febrero pasado- que “estoy seguro que cuando suceda el terremoto del norte, en Arica, va a ser uno de los más grandes en esta lista también”.
Explicó que la ciencia, a través de sus sistemas de GPS y radares, va sólo siete segundos atrás de un evento sísmico importante, por lo que está en condiciones, por ejemplo, de predecir con mucha exactitud la ocurrencia de un tsunami. Sin embargo, dijo que -según ha podido percatarse- “la gente del norte no está condicionada” como la del sur ante un evento de magnitud, pues “su respuesta no es exacta, es reaccional”, de modo que necesita instrucción para saber qué hacer realmente en caso de emergencia.
IPOC: Vigía del gran terremoto El Integrated Plate Observatory Chile (IPOC) es una red diseñada para monitorear el sistema de límite de placas de la frontera Perú-Chile hacia el sur de Antofagasta, desde la costa hasta los altos Andes y la captura del gran terremoto en esta brecha sísmica. El IPOC tiene como finalidad:
-Mejorar la comprensión de la física de los terremotos.
-Ayudar a desarrollar una nueva generación de evaluación de riesgos y herramientas de predicción.
-Permitir el desarrollo de una tecnología de vigilancia antisísmica simple, robusta y eficiente.
Está integrado por la Universidad de Chile, Universidad Católica del Norte, el Centro de Investigación Alemán para las Geociencias y el Institut de Physique du Globe París (IPGP).
Fuente: La Estrella de Arica – 20 Mayo 2010

También en otro reporte se muestran las zonas mas complejas que tienen preocupados a los científicos y justamente son las zonas  (centro y norte) donde Dios ha mostrado que habrá otros 2 terremotos mas (adjunto imagen en correo) 



Y así siguen otros reportes aquí les dejo los links:


“Chile no está preparado para el próximo terremoto en el Norte”

Publicado el 11 de octubre de 2010
|
 
Sismólogo de la Universidad de Chile Jaime Campos Muñoz. Uno de los expertos que, con estudios, ya previó un terremoto para la zona Constitución-Concepción, anuncia que algo similar ocurrirá en el norte. Pero más que alarmar, desea que se tomen las precauciones a corto y largo plazo para evitar desastres, “pues la tragedia no es el terremoto, sino el resultado de la acción humana que, sin precauciones, se instala en sitios de riesgo”.
Por Alejandro Baño Oyarce
En 15, 10 ó 5 años o quizás sólo en uno ocurra un terremoto importante en el extremo Norte de Chile. Y a pesar de ser un país sísmico y de haber tenido el 27 de febrero el quinto terremoto de mayor magnitud registrado por el ser humano, la sociedad chilena no está preparada para este próximo evento y para ningún otro.
La razón la entregó el doctor en geofísica interna, Jaime Campos Muñoz, quien en la semana dictó una charla a la comunidad de profesores, apoderados e invitados del Colegio Concepción, en Pedro de Valdivia. Mostró una fotografía del siglo 19 donde se aprecia un barco encallado por un maremoto a decenas de metros de la costa, en Arica, el que fue acercado al mar siete años después en un segundo tsunami. Hoy, en esa área, hay varios edificios que, en teoría, recibirían las olas de un futuro maremoto.

“En Chile ni siquiera existe un mapa que explicite dónde tiembla y dónde no, en nuestro país. Ningún servicio público relacionado con la construcción o instalación de infraestructura mayor posee esta información”, denunció el profesor, con la intención de preocupar, pero no de alarmar. Quizás es para tomarlo en serio, pues junto a otros especialistas fue uno de los que predijo el terremoto entre Constitución y Concepción, aunque, claro, no con día ni año exactos.
¿Cómo logró saber de ese sismo y cómo supone que ocurrirá otro en el Norte? Lo sabe -y por eso está preocupado de que el Gobierno y las personas tomen las medidas correspondientes- porque por medio de un sistema satelital se han comprobado movimientos en la litósfera o primera capa de la Tierra, que sugieren esta alta probabilidad. El mismo método se ocupó para predecir el de 2010.
El sistema usa imágenes tomadas por satélites de Estados Unidos, las que muestran en colores y por zonas los cambios de altura que se producen en la superficie terrestre. Estos cambios se deben a la presión que ejerce la placa de Nazca bajo la placa Sudamericana, la que mientras alza el sector costero, hunde el área de la depresión intermedia. Esto se amplifica cuando la presión es mayor, lo que generalmente ocurre antes de un terremoto, es decir, cuando en algún momento se suelta esta presión y se libera esta energía acumulada por decenas de años.
En la charla en conmemoración de un año más del colegio masónico penquista, mostró una imagen donde se aprecia esta modificación casi exactamente entre Arica y Antofagasta. “En otra figura bastante más pequeña se puede apreciar el movimiento previo al terremoto de Antofagasta de 1995, cuya magnitud fue de 8 grados”; en cambio, la figura actual de movimientos del Norte es muy similar en tamaño a lo que ocurrió previo al terremoto de Cauquenes-Concepción. Es decir, el terremoto del Norte debiera tener una magnitud superior a 8 grados.
Falta de preparación
Sin embargo, en el Norte chileno hay preocupación. Se han realizado simulacros de alerta y de tsunami. Hay señaléticas en algunas zonas. El problema es que, hasta hoy no se conoce qué cambios se han realizado en el sistema nacional de alerta temprana que, casi literalmente, hizo agua el 27 de febrero. Además, existe una falta de regulación histórica, única forma de explicarse la construcción de edificios en zonas donde ya han llegado los tsunamis.
“Cuando fue el terremoto de Aysén, un periódico tituló calificando al sismo como un desastre. Eso no es así. Un terremoto no es un desastre. La desgracia se produce por la ineptitud humana que se instala en sitios de riesgo de tsunami, en fallas geológicas, sin medidas de mitigación, sin regular la construcción”, afirmó Campos Munoz. Destacó que, incluso, la calidad de los vinos chilenos se debe, justamente y entre otros factores, a las cenizas arrojadas por volcanes; mientras que la calidad mineral del suelo de esta parte del mundo se debe a los movimientos tectónicos de las placas. Es decir, “somos un país con determinadas riquezas gracias a estas liberaciones de energía. Mal las podemos llamar desastres”, acotó el sismólogo de la Universidad de Chile, quien encabezó el proyecto de instalar un sismógrafo en noviembre de 2009 en el Colegio Concepción de San Pedro, junto al sismólogo de la Universidad de Concepción, Klaus Bataille, gracias al cual aún se registran las réplicas del 27 de febrero y, obviamente, se midió el terremoto mismo.
El experto contó que Chile debe “pagar” con el 2% anual de su Producto Nacional Bruto por vivir sobre estas movedizas tierras. Ello, por el costo de cada terremoto que, en promedio, se produce uno sobre 7 grados Richter cada seis años. Mientras que la investigación científica, en todas las áreas, sólo alcanza al 1%. Con esto quiere decir que, además de prevenir y regular, el Estado debe invertir en investigación sísmica, uniendo a expertos de diversas áreas para profundizar en el conocimiento y lograr acercarse más a la prevención, educación y habitabilidad en armonía con estos eventos naturales.
“El riesgo sísmico es igual al peligro sísmico multiplicado por la vulnerabilidad. En Chile, tenemos los tres tipos de terremotos existentes en el mundo y acá se libera el 40% de la energía sísmica mundial. O sea, tenemos un alto peligro sísmico. Pero si logramos reducir al máximo posible nuestra vulnerabilidad, el peligro disminuirá. Eso es lo que debemos hacer ahora”, solicitó casi en un paradójico llamado a la cordura.
8 GRADOS RICHTER Magnitud igual o superior debiera tener el próximo terremoto en el Norte.
2% COSTO Fracción del Producto Nacional Bruto anual que significa tener sismos grandes cada 6 años, en promedio.
Fuente: El Diario de Concepción – 11 Octubre 2010


Descubren enormes fallas geológicas en fondo marino

Publicado el 11 de julio de 2010
|
 
Inédita investgación científica. Estudio de las estructuras permitirá realizar estimaciones de magnitudes de terremotos
Por Jorge Malin Falcón
Fallas geológicas que dislocan el fondo marino de la bahía de Mejillones, así como estructuras de colapso en la zona cercana a Iquique, fueron descubiertas por un equipo de geólogos de la Universidad Católica del Norte (UCN) durante un recorrido por el litoral del norte de Chile.
El hallazgo se realizó en el marco de un proyecto científico que permitirá evaluar el grado de actividad reciente de esas inmensas grietas y sus peligros asociados, como terremotos y tsunamis.
La iniciativa, un proyecto Fondecyt que tuvo un costo de $ 104 millones y que representa un trabajo que por primera vez se hace en el país, consideró un recorrido por mar desde el puerto de Mejillones hasta la caleta de Pisagua. En ella, participaron investigadores del Departamento de Ciencias Geológicas de la UCN.
Luego de tres años de desarrollo, la investigación ya se encuentra en su fase final y se espera que aporte valiosa información para un país que necesita con urgencia aumentar sus conocimientos en esta área.

INVESTIGACÓN
“Tratamos de caracterizar los desplazamientos de las fallas y, sobre la base de esa información, podremos hacer estimaciones de magnitudes de terremotos”, destacó el geólogo Gabriel González.
El profesional encabezó el equipo junto al también doctor de la UCN, Rodrigo Riquelme, a quienes se sumaron dos estudiantes de doctorado y dos memoristas de pregrado.
También toman parte del proyecto -como investigadores asociados- los geólogos de la Universidad de Chile, Gabriel Vargas y Carlos Palacios.
EXTENSIÓN
La mayoría de las fallas detectadas se ubican en la bahía de Mejillones y su extensión más al norte frente a Michilla.
“En esa área se reconocen cinco fallas mayores, con longitudes kilométricas, desplazamientos verticales acumulados que pueden llegar hasta por lo menos 30 metros”, detalló González.
“Acumulados significa que este desplazamiento representa el proceso de acumulación del salto vertical durante varios eventos de desplazamientos”, precisó el geólogo.
El experto agregó que otras fallas se ubican frente a Iquique y corresponden a fallas de colapso que limitan la plataforma marina por su lado oeste.
TERREMOTOS
Estos accidentes geográficos afectan la región costera del norte de Chile y su origen está aún en discusión, pero a su juicio probablemente representan fallas geológicas que se activan durante terremotos de subducción.
En el caso del mega sismo del centro-sur de Chile, la réplica del 11 de marzo ocurrida durante el traspaso presidencial se debió a una falla que tiene un comportamiento similar al de las fallas registradas en este proyecto, explicó el experto.
Frente a la inquietud que despierta en la población la posible peligrosidad de estas manifestaciones submarinas, el geólogo de la UCN llamó a no generar alarma.
“Nuestros estudios indican que tienen intervalos de actividad del orden de miles de años, por lo tanto, no representan un peligro inminente. Sabemos, mediante paleosismología, que estas fallas han generado terremotos superficiales de magnitud 7, pero 8 mil años antes del presente”.

EXPEDICIONES
Si bien el trabajo consideró dos partes -una realizada en tierra y otra en alta mar-, fue esta última la que significó los mayores desafíos desde el punto de vista logístico y técnico.
Permanecer en alta mar durante días operando las 24 horas instrumental de alta tecnología, fueron las duras condiciones que vivió el equipo que desarrolló esta pionera investigación.
En total, se llevaron a cabo dos expediciones de ocho y tres días, en donde los investigadores debieron recorrer embarcados el extenso litoral nortino, recolectando información.
Durante la segunda expedición, los científicos recibieron el apoyo de la Armada, que facilitó una patrulleras de servicios generales, que por unos días se transformó en el centro de operaciones del trabajo científico.


INSTRUMENTAL
“Hicimos un estudio con un perfilador acústico, que es un instrumento que mide en detalle la forma del fondo marino y, además, penetra con una señal sónica unos 30 metros bajo éste, dando un registro de la disposición de las capas de sedimento bajo ese fondo marino”, destacó.
El trabajo era ininterrumpido día y noche. “Nos turnábamos para obtener los registros y teníamos rutas preestablecidas que debíamos seguir”, explicó el investigador.
Fuente: El Mercurio de Antofagasta – 11 Julio 2010

Sin duda Dios nos quiere decir que esto aun no ha terminado y que debemos velar para que no seamos sorprendidos, pues tal como dice en su palabra “Porque no hará nada el Señor Jehová, sin que revele su secreto á sus siervos los profetas.” Amos 3:7
Por otro lado no deja de ser interesante que las replicas hayan declinado durante el periodo que los 33 mineros estuvieron atrapados en la mina San José y que luego se hayan activado nuevamente al salir estos de la mina… 


Finalmente comentarles que hace unas 2 semanas atrás tuve un sueño donde veía a mi hijo pequeño de 1 año 7 meses en el patio de mi casa, estaba oscuro y yo corría donde él y le decía “hijo que estas haciendo afuera, no ves que esta oscuro (pues era de noche)”, y el me respondía diciendo: “Pronto!, se acerca el maremoto”, yo decía en mi interior “Si esto tan solo lo hubiésemos sabido antes del 27 de febrero (teniendo en mente el terremoto anterior)” y se me llenaban los ojos de lagrimas pensando en las vidas que se hubiesen salvado y él me volvía a mirar a los ojos y me decía, “Viene el Maremoto!, pero no te preocupes pues no llegará a este lugar (por mi casa), sino que llegará hasta cierto lugar solamente”, en eso despierto y me quede reflexionando en el tema, mas aun pues mi hijo ni siquiera habla pues apenas dice Mama y Papá.

Dios nos esta avisando tal como en la Biblia a José le mostró los 7 años de abundancia y los 7 años de escasez en la tierra de Egipto, oremos por nuestros hermanos aun por los incrédulos, por nuestros amigos, por nuestros vecinos, por nuestros compañeros de trabajo, por nuestra familia que no conoce al Señor, unjamos nuestras paredes en el nombre de Cristo, impongamos nuestras manos en nuestras despensas para que la bendición de Dios haga sobreabundar los alimentos y tengamos aun para compartir con el que no tenga.

Dios los guarde y bendiga

Roberto P.




5 comentarios:

  1. Gracias estimado hermano por hacerse parte de este llamado antes que comiencen a suceder estas cosas pues confiamos en Dios que muchos se apercibiran cambiando sus vidas.Dios nos guarde.

    ResponderEliminar
  2. Aun asi hay algunas personas diciendo que no que los evangelicos estamos locos,a apercibirse y orar para que nos encuentre en Cristo.

    ResponderEliminar
  3. Asi es ademas de todo lo que los cientificos estan descubriendo el buen Dios nos esta alertando.

    Mateo 16:1-4 La demanda de una señal

    “ 1 Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase una señal del cielo. 2 Mas él, respondiendo, les dijo: Cuando anochece, decís: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles. 3 Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado. !Hipócritas! ¿Sabéis distinguir el aspecto del cielo mas las señales de los tiempos no podéis? 4 La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Y dejándolos, se fue.”

    ResponderEliminar
  4. La iglesia de Cristo, debe tener el don de la profecia, esa es la voluntad de Dios.
    Dios siempre confirma una estrategia por medio de varios testigos.
    Por sueños, visiones y la ciencia, pone a los cientificos a investigar. El control siempre lo TIENE DIOS.
    Bendiciones.
    Atalaya

    ResponderEliminar
  5. Amen es muy claro que algo esta sucediendo en el mundo ,terremotos ,tormentas gigantezcas maremotos,cambio climatico etc,lo que nos nos informan los lideres lo hace Dios atraves de los dones en su igleia.

    Marcos O.

    ResponderEliminar