Romanos 1:20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

Estimados hermanos les compartimos este mensaje:

ENLACE A NUESTRO SITIO "ELREGRESA.NET:

http://elregresa.net/

miércoles, 27 de octubre de 2010

La Profecía para Costa Rica



lunes 31 de agosto de 2009

El Señor me mostró por medio de un sueño, durante el mes de agosto de 2009, que vendrá una inundación de proporciones cataclísmicas que harán temblar la tierra y el cielo, transformando la nación. Se levantarán las aguas del mar unos 5 a 9 metros de altura, penetrando tierra adentro, provocando una disminución de las cosechas de arroz del 90% en todo el país. Traerá como consecuencia, hambre, enfermedad, un sinnúmero de calamidades y cientos de muertos.

Hay un tiempo específico para la profecía, dos años para darla a conocer a nivel nacional y no se quedará en lo secreto como ha sucedido con otras profecías entre los pastores hasta el día de hoy. Tales advertencias han sido consideradas como fenómenos naturales y los pastores no les han dado reconocimiento alguno de parte de Dios, aún entregándoles las revelaciones hasta con ocho meses de antelación y pronto son puestas en olvido por ellos. Estos frecuentes juicios son los mensajeros de la gran tormenta de la ira de Dios que caerá sobre este país si no se arrepienten de su maldad.

Después de estos dos años hay un espacio de tiempo en el cual Dios pesará al pueblo y dependerá de la obediencia a las demandas de Dios. Él primeramente advierte del castigo que viene, si el pueblo se arrepiente en espíritu y verdad, el castigo no vendrá sobre nosotros si hay cambios; sino, será ejecutado en un tiempo máximo de ocho años, pero este tiempo puede ser acortado a causa de la oposición a Dios.

Costa Rica es un país privilegiado. Otros países han sido y serán devastados y casi destruidos, en cumplimiento de Ezequiel 22:30 “Y busqué de ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese a la brecha delante de mí por la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé”.

Pero la gracia de Dios es grande y Él dice:
“Que no quiero la muerte del que muere, dice el Señor, convertíos pues, y viviréis”. Ezequiel 18:32

http://profeciasparacostarica.blogspot.com


Propósitos de las profecías para Costa Rica

Uno de los propósitos de publicar estas profecías es por el hecho de que los líderes religiosos están ocultando a las congregaciones información sobre estas y otras profecías que Dios me ha ido revelando a través de muchos años y las cuales han sido cumplidas y ha sido el pueblo el que ha tenido que pagar la factura de las malas decisiones de sus pastores al no darlas ellos a conocer, dejándolas en secreto.

Por lo tanto, no ha existido conciencia para cambiar las circunstancias con el poder de la oración y el pueblo ha tenido que sufrir muchas calamidades que pudieron ser cambiadas.

En esta Web encontrará verdades que nunca creyó conocer y temas que los líderes religiosos tienen miedo de hablar a tal profundidad por temor o tal vez por ignorancia de las Sagradas Escrituras.
En este sitio aparecerá al menos una vez al mes más información acerca de la manera en que Dios ha tratado conmigo de formas sorprendentes y poderosas.

Que Dios los bendiga. Amén y amén.



Agregamos comentario hecho en la misma página de la profecía anterior:

31 enero 2010 El mensaje no es simbólico ni exagerado. Casualmente Dios me habló hace un año y medio y me dijo que venía una inundación para Parrita. Él me dijo así: “Viene una inundación y te llega a los tobillos ¿Quién tiene el control?” Yo respondí “Yo tengo el control”. Después me habló “Te llegará a las rodillas y luego al pecho”, a lo que contesté “Yo soy buen nadador, así que tengo el control”. Por último, Dios me dijo: “Las aguas te cubrirán ¿Quién tiene el control?” y respondí: “Señor, ahora tienes el control”. Entonces Dios volvió a hablarme: “Frente a tu casa el río subirá 2 metros de altura”. 3 días después, fui a conversar con mi pastora y le conté sobre lo que Dios me dijo, ella trató de convencerme que todo era simbólico, a lo cual yo me opuse, tal como ahora yo se lo reitero a usted. Por mi parte, me fui a mi casa y guardé todo en lugar seguro porque sí le creí al Señor y yo sé la clase de comunión que tengo con Él, ni en mi propia casa me creían y decían que estaba loco. 3 días después llegó la inundación con sus 2 metros de agua frente a mi casa. Esta llena fue comparada con otra tristemente famosa, ocurrida también en Parrita en 1955. En cuanto a la pastora, sufrió pérdidas importantes, el agua llegó a la altura de 1,20 metros en la casa de ella; por mi lado, no tuve pérdidas. ¿Por qué sucedió así? Porque Dios me habló y yo le creí. Esa fue la diferencia. En cuanto a su comentario que dice que yo estoy creando temor por los desastres, permítame decirle que este no es el propósito de la profecía. Como puede ver, esta profecía a nivel de Costa Rica yo la publiqué unos meses después de la revelación divina, antes del desastre en Haití. En la profecía, Dios habla que otros países han sido y serán devastados y casi destruidos en cumplimiento de Ezequiel 22,30 “Y busqué de ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese a la brecha delante de mí por la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé”. Por lo tanto, esto no es establecer temor ni miedo, sino conciencia de un juicio que está a las puertas para Costa Rica. En cuanto al cambio de la renovación de la mente, sólo Dios puede hacerlo y si es necesario para eso un juicio, el Señor lo traerá para realizar las reformas en las congregaciones aunque tenga que pagarse un precio muy alto. Precisamente, para esto fue revelada la profecía, para que ellos no tengan excusas y no puedan quejarse de no haber sido advertidos de parte de Dios.

1 comentario:

  1. hnos esto no es nada ke ver kon la profecia, pero quisiera sabe que opinan del festival de luis palau en chile??

    ResponderEliminar