Romanos 1:20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

Estimados hermanos les compartimos este mensaje:

ENLACE A NUESTRO SITIO "ELREGRESA.NET:

http://elregresa.net/

jueves, 7 de abril de 2011

Carta Abril 5, 2011,Hna.Luisa


Abril 5, 2011



Hermanos les comparto una carta que el Señor me dio, es personal, yo le preguntaba, y exponía mis dudas, mis penas, El me consoló; se las comparto, porque, quiero que aumente tu fe, no es que les falta, ni que Dios no les hable, por favor no crean que me falta humildad; pero esto me conforta tanto que quiero que muchos se regocijen con este tipo de experiencias, claro que el Señor habla a cada uno de diferente manera, pero una cosa si es universal, si le pedimos más, el nos da, si le pedimos las cosas de arriba, los tesoros del cielo, lo que conforta nuestra alma, como no se alegrara el Señor en dárnoslo?


Hoy es el tiempo, los que esperamos en el Señor le anhelamos, contamos los días y nos preguntamos a diario cuan pronto estará de llamarnos? y mientras más cerca Él está más será este sentir, espero que así esté en ustedes.




Yo Soy Tu Señor, Tu salvador, a quien esperas y pronto llega y no tardara más..


No te angusties hija mía, porque declinan tus plegarias? no soy Yo un Dios fiel? mis promesas no cambian, si te levante por lumbrera es que he dispuesto la fe en ti, tu eres esperanza en la angustia muestra eso a tus amados, cuántos hijos sufren como tú, no desmayen hijitos! les dice su Padre, su Señor en quien han puesto su esperanza.


Levanta tu clamor más alto, no serás burlada, si confías en mi justicia así se hará, no temas por tu madre, no crees, que la guardare de la hora de la prueba? Yo soy bueno, solo Yo lo Soy, no desistas de hacer el bien, exhortando con la verdad haces el bien y la verdad trae juicio, déjenmelo a mí a quien aparto y a quien no, tu fe no decaiga, sino sea fortalecida.


Levántate hija como guerrera, la oración no debe adormecerse, mis vírgenes santas estén velando día y noche, mis hijos e hijas guarden la honra de velar, temor a la oscuridad no!, porque ya se vienen ustedes y nada tienen con ella.


Me agrada tu caminar sé que es sincero, pero eres tan frágil hija, te acongojas fácilmente, es que dudas de mí? no hijita, no dudes, gózate que el clamor de mis hijos es escuchado, su clamor viene y es recibido, Yo juzgo según mi Palabra, si mi Palabra es cumplida, respetada paz hay para ti, te amo hija, niña de mis ojos, amo a los que me aman y me esperan; gózate y no estés triste, si lloras y te acongojas que sea en tu Señor en entrega en gozo y espera.


Tu Dios viene hija, créelo tu Dios ha dispuesto día y es cercano, haces bien en temer, deja el apego al mundo y espera mi venida ese sentir es de mis hijos.


Cuantos me anhelan no lo sé? Yo los quiero pronto, sin embargo también escucho misericordia Padre, misericordia por los míos!. Y yo los amo! quiero su dicha completa antes de partir, quiero darles gozo, anhelo ver sus rostros desde la tierra con sonrisas santas dando gracias por dar mi misericordia en sus vidas, esa es mi gloria la felicidad de mis hijos.


Esperen hijitos! esperen que voy, mis señales son claras, las crees tú? son para ti, son para los que me buscan , muéstralas a todos que ellos también se gocen y sepan que soy Yo avisando a mis hijos; debe terminar de cumplirse lo que anuncie, señales en los cielos y en la tierra angustias de las gentes a causa del bramido del mar. Por qué el mar? porque azoto la tierra con más agua sin control, puede el hombre parar mi ira? puede el hombre poner alto a la furia de la naturaleza? no, no puede! Nada detendrá mi ira, nada detendrá el juicio que he decretado, hija debes saber que el mundo no se arrepiente, no me quieren ver en ningún lugar, me han rechazado bruscamente.


Están buscando soluciones a conflictos, a guerras y dolores, pero no podrán parar mi juicio, no ven que ya todo comenzó? no, no lo ven como tú lo ves iglesia, amada mía mi iglesia, eres tú, son los que me esperan, son mi preciosa obra, han cumplido y solo falta esperar, la puerta está abierta solo falta esperar, un llamado y aquí en su morada final y celestial vivirán, porque han sido hallados dignos al amor al Padre, amor al hijo, y amor al Espíritu Santo.


Falta poco hija, deléitate en tu Señor, en el cumplimiento de lo que percibe tus sentidos, y ven tus ojos santos, no te alarmes por lo que veas teme con temor especial a tu Dios! tu sabes cómo guardar la mirada a tu Dios. No te afanes en querer cambiar el mundo ni los corazones rebeldes, tú has cumplido al llamado, has orado y debes seguir haciéndolo; por quien no escucha mi llamado. No sufras hijita, Yo me agrado en tu caminar, Yo estoy contigo en tus sueños, Yo estoy contigo lo sabes? no temas niña mia, guárdate humilde y dalo todo por amor; Yo lo hice hasta el final mirar con amor, siente con amor, el amor cubre faltas hijita, no pierdas la paciencia se tú, solo tu Yo te amé y te guíe al camino, en el sigues, tu fortaleza es duradera aférrate a ella, la mano de tu Dios está dada a los la buscan.


Hijos míos cuanta gloria tengo al verlos buscarme, preocupados en agradarme, no sé lo que les ha costado acercarse a mí? más Yo me he mantenido fiel y no los dejo jamás, los amo, los llame y a mí se acercaron.


Tu padre no te ha desamparado, búscame más, en toda circunstancia, Yo te cuido en todo, no quiero que las caídas causen heridas que te hagan regresar, no más, el camino a casa está señalado, solo unas horas, unas horas más espera en tu Señor, amada hija no dudes de mi presencia, está contigo. Yo estoy con quien me ama, me obedece, tu alma anhela más? ese sentir es de mis hijos lo sabes?


Sé que quieren más de mí y yo me plazco en darles, pídeme y te daré! para que mi Padre sea glorificado.


Atenta a lo que te doy, por amor te lo entrego, cumple tu ministerio y no dudes, no olvides, se mi discípulo siempre, quien hace mi voluntad y da testimonio de mí.


Te bendigo hijita, Yo estoy contigo, estoy con mi pueblo, estoy con mi iglesia mi novia bella, santa, novia sufrida pero con esperanza, novia ataviada con obras dadas por mí en las cuales caminaste, bendita eres! gózate en la paz de tu Señor.


Mi Paz y mi consuelo es contigo, Yo te he amado y te mostrare lo que tu alma anhela, porque a mis hijos les doy lo que les hace crecer.


Ama a tus hijos como Yo te amo, esa es tu obra hija!


Tu Dios Tu Rey soberano, Tu Salvador.


En Cristo.
LUISA

1 comentario:

  1. Que precioso... (;

    Si Dios me dijera la mitad de eso me sentiría feliz...

    ResponderEliminar